sábado, 20 de septiembre de 2008

Una de mis canciones favoritas

Esta es la letra de una canción del grupo Sonata Artica; para mí tiene historia, y es que Txus(un amigo mío desde hace ya bastantes años)y yo queremos montar un grupo desde ni se sabe el tiempo, pero no hemos tenido nunca dinero ni tiempo suficiente y más de una vez hemos intentado sacar esta canción con la guitarra y la flauta y más de dos la hemos cantado. Sé que algún día lo conseguiremos, Txus,y cantaremos esta canción los dos juntos con nuestro propio grupo. Este mensaje va para ti

Letter to Dana

Dana, my darling, I'm writing to you.
Cause your father passed away, it was a beautiful day
And I don't want to bother you anymore,
I used to hope you'd come back
But not anymore Dana.

My eyes might have betrayed me, but I have seen
Your picture on the cover of a filthy magazine
And I think my heart just cannot handle that
Dana, my darling, would be so bad.

Dana, my darling, I'm writing to you.
Your mother passed away it was a really rainy day
And I didn't mean to bother you anymore
Your mother wished : come visit your fathers grave, Dana

Your father disowned you because you have sinned
But he did forgive you in condition he was in
And I you won't do those things anymore
Dana My darling I'm waiting for

Chorus
Dana O'hara oh, Dana my dear,
How I wish that my Dana was here
Little Dana O'hara decided one day
to travel away, faraway

No, you can't surprise me anymore
I have seen it all before
But it seems I cannot let you go
Anythow, Dana, Dana, Dana

And I think that I old you, I'd wait for you forever
Now I know someone else's holding you,
so, for the first time in my life - I must lie
Lie's a sin, mess that I am in,
Love is not the thing I feel know
I promise you : I won't write again 'til the sun sets
behind your grave

Dana, oh, Dana I'm writing to you, I heard you passed
away it was a beautiful day
I'm old and I feel time will come for me, my diarys
pages are full of thee

Chorus
Dana O'hara oh, Dana my dear,
How I wish that my Dana was here
Little Dana O'hara decided one day
to travel away, faraway

(3fois)

viernes, 19 de septiembre de 2008

Para Sergio


Sergio, sabes que eres lo más importante para mí, pero hay que ver que en mi propio blog aún no hay ninguna muestra de ello, y quiero que todos sepan lo mucho que te quiero.
Por eso, aunque ni sea una fecha especial hoy, ni aniversario ni nada de eso, quiero dejar por escrito esto para ti, para que sepas que aunque nos separen muchos kilómetros, estés donde estés, y esté donde esté, esperaré impaciente a que vuelvas, con el corazón latiéndome a mil por hora en el andén de la estación, con un beso en los labios, un "te quiero" en la garganta y muchos abrazos para darte.

No sabemos lo que nos deparará el futuro, cuántos años pasarán hasta que nos vayamos a vivir juntos, o las personas que conoceremos en otros sitios, pero puedo asegurarte hoy, aunque suene infantil o lo que te dé la gana, que nunca conoceré a una persona tan especial para mí y que, aun siendo tan diferente a mí, sepa entenderme tan bien como tú. Quiero seguir peleándome contigo el resto de mi vida. Te quiero, Sergio, y nunca querré a nadie como a ti.

PD. Como no pongas algún comentario, todos sabrán que eres un novio asqueroso, que no le dice nada bonito a su novia, así que ya sabes...aprovecha esta oportunidad, o queda de novio insensible XD

Aunque no me oigas

He aquí la segunda entrega de mis relatos cortos; espero que os guste, al igual que la primera, aunque esta no es en plan "ida de olla" como la otra XD

(Ella)
Esta noche, mientras intentaba dormir, juro que sentí tu cálida mano deslizarse suavemente por mi espalda: un escalofrío recorrió mi cuerpo a la vez que el corazón me daba un vuelco y yo me daba la vuelta en la cama para verte, pero no vi nada … sólo la oscuridad de nuestra habitación me rodeaba, mientras las cortinas agitadas por el viento se burlaban de mí susurrando cosas ininteligibles. Recuerdo que esa noche mi única amiga fue la almohada, que secó todas mis lágrimas y tu camisa a la que me abracé como lo hacía contigo … lloré, no podía abrazarte, rozar tu cuerpo, ni lo podría hacer nunca más … A veces al girar en el pasillo me daba la sensación de que te iba a ver allí, con tu guitarra eléctrica, sentado en el borde de la cama deshecha, con el pelo alborotado en la cara y tu púa en la boca intentando afinar esa cuerda ”rebelde” que habías comprado nueva hacía sólo tres días … Al pensar eso mi alma bailaba de felicidad durante unos segundos, pero al ver la cama hecha y vacía, la guitarra muda, la púa en el suelo, la cuerda desafinada … el peso de la realidad caía sobre mí sin perdonarme ni un momento ni dejarme dudar: ya no estabas allí metiéndote conmigo ni riñéndome porque te cogía tus camisas, a pesar de lo grandes que eran … eran … no me acostumbro a decir que tú “eras”… para mí “eres” y siempre lo serás … eres mi amigo, mi novio, mi amante, mi esposo …
No consigo entender por qué Dios ha querido llevarte, en vez de dejarte entre los vivos … ¿¿Por qué?? ¡¡Dios!! ¿¿Por qué?? Quiero poder hablarte … decirte tantas cosas … aunque lo único que quiero que sepas es que te quiero, mi vida. Te echo de menos.

(Él)
Esta noche vi que no podías dormir … no hacías más que llorar aferrándote a mi camisa favorita … tus lágrimas caían por esa bella carita tuya que tantas veces acaricié y quise volver a sentirte … a sentir tu piel … Sí, era yo, esa caricia que notaste fue mía, pero ahora mis manos no sienten. Ni mis manos, ni mi cuerpo … ninguna sensación de frío o calor, hambre o sed … sólo me duele una parte de mí: mi alma que se me desgarra cada vez que te veo llorar.
Pero no llores, mi vida, mi niña … estoy a tu lado, aunque no me veas … aunque no me oigas … no, supongo que eso no es suficiente …
¡¡Joder!! Quiero chillar tu nombre y que me oigas, pero por mucho que lo haga, por mucho que te grite no lo oirás … pero yo sí te oigo … te oigo llorar, gritar mi nombre y maldecir a Dios por haberme llevado …
Niña mía … quisiera decirte que estoy bien … poder decirte que algún día nos volveremos a ver y que podré acariciarte de nuevo y besar tus rojos labios … pero ya no puedo … Mientras, sólo te queda vivir, aprovechar algo que yo ya no tengo.
Ahora estás frente a mi guitarra y tus ojos vuelven a llenarse de lágrimas … ¡¡Mi amor, no!! ¡No llores! ¡Joder, no quiero verte así … ! ¡¡DIOS, ÓYEME!! ¿Por qué no me puede oír? ¿¿Por qué?? Pero ¿no la ves? ¡¡Está llorando por mí, y permites que sufra de esa forma!!
Ya sé que me quieres, no hace falta que digas nada, ojala pudiera contestarte al oído, como siempre, para decirte que yo también … yo también te quiero, mi vida … te quiero …

Vuelta a los 80

Estaba pensando en una conversación que tuvimos unos cuantos hace no demasiado tiempo de cuando éramos pequeños, las series de TV que veíamos, los juegos a los que jugábamos... y me ha dado la nostalgia... ¿Qué os parece si una tarde rememoramos aquello jugando al escondite, la peonza(las siguen vendiendo y todo), las canicas, la botella(no la de besarse, la otra que había que darle una patada), al elástico y la comba, al tú la llevas...? Y después pá merendar el bocadillo de tulipán o de Nocilla y el cola-cao!!(hecho por mamá, si no, no vale XD) Sería una jornada "vuelta a los 80" o algo así...

PD. Se me va demasiado la pinza, o de vez en cuando tengo ideas buenas y todo??...sed sinceros... u-_-

PPD. Ya que sólo tengo internet los fines de semana, aprovecharé para poner en esos 2 ó 3 días lo que se me ocurra a lo largo de la semana, así que no os asustéis si véis de repente un montón de post nuevos el fin de semana ^_^

domingo, 14 de septiembre de 2008

Para los que aún no me conocen mucho

Bueno... esto va más que nada para aquellos que saben pocas cosas sobre mí, aunque alguno de las personas que me conoce, quizá desconozca algunas cosas de las que voy a contar... sea como sea, voy a compartir en las siguientes líneas parte de mi vida, lo que me ha hecho ser ahora como soy.

Todo comenzó en 1986, nací en Jerez, en una casa algo problemática; por parte de padre tengo 5 hermanos y hermanas, aunque de parte de madre soy hija única. A efectos prácticos puede decirse que soy hija única, ya que no he convivido con mis hermanos, ni tengo trato de tal con ellos. He ido a un cole de monjas desde los 4 años hasta los 18, donde a parte de encontrar a mi mejor amiga Mireya, encontré mi amor a la música, y después estudié magisterio de educación musical, en Pto. Real. El año pasado terminé mi carrera, y actualmente me preparo oposiciones para en CNP, que son un puto coñazo, porque tengo que estudiar y entrenar todos los días, con lo poco que me gusta...
A parte de eso, hace 4 años y 2 meses empecé a salir con el que todos aquí conocen como Mondelo, (aunque yo le diga Sergio) y a pesar de que somos el día y la noche, hemos logrado salir adelante de nuestras peleas.

A grandes rasgos, esta ha sido mi vida. No ha sucedido nada de demasiada transcendencia, aunque soy de la opinión de que las cosas pequeñas de la vida son las que realmente te hacen feliz, así que entonces podríamos decir que mi vida ha estado llena de pequeñas grandes cositas que me han hecho feliz hasta hoy, como pasar una tarde con los amigos jugando a rol, un paseo en bici(o ahora en patines, que vamos a tener que comprarnoslos todos XD), una buena charla al fresquito de una noche de verano junto a unas cervezas, una buena canción, o escuchar la lluvia en invierno mientras estás calentito en la cama...

Relato sin nombre...

Aquí estreno mi blog con mi primera entrega de mis relatos cortos; este es de hace unos 3 años o así, entre clase y clase en las prácticas (es lo que tiene aburrirse). Y no se me ocurre ningún nombre(acepto sugerencias). Quizá resulte un poco paranoico o algo así... no sé... la verdad es que nunca lo he retocado ni nada, está tal y como salió de mi cabeza...
Espero que este blog sirva para poder compartir más cosas con vosotros y me conozcáis un poquito mejor, sobre todo aquellos a los que hace poquito que conozco, cono Mon, Vi, Tim, Tamara... Espero que disfrutéis de este relato

... Las sombras se funden con la luz en un beso eterno y sin duración … el amor y el odio se hablan sin palabras en una conversación sin oyentes, en un escenario sin espectadores, en el que los actores, una espada de cartón y un corazón de piedra actúan sin fin … El director, con alas blancas y rabo rojo, que asoma por el asiento donde está sentado, duerme con los ojos abiertos dejando olvidados a sus pupilos en el escenario infinito, que se debaten en un duelo silencioso y sin fin. Ahora cada uno llama a su ejército …
Tiene lugar una batalla campal; del lado de la espada de cartón: un dragón sin fuego, un león sin dientes, un soldado que lleva una flor … del lado del corazón de piedra: una princesa malvada, un bebé con un cuchillo, un maestro con un látigo … Al comenzar la pelea el director se despierta de un salto, porque el bullicio del silencio le a molestado en sus picudos oídos. Cierra los ojos para ver cómo el dragón esquiva al bebé, la princesa muerde al león, el maestro pega al soldado que llora … Y mientras el director ríe … le satisface ver el dolor y el odio en los rostros de sus pequeños monigotes … monigotes que él ha puesto ahí para él … para divertirle …
El soldado cae desplomado al suelo, cerca del borde del escenario; tan cerca que el director puede ver sus sangre roja y caliente recorrer su torso agujereado, contusionado, magullado … Alza los ojos y se encuentran con los de su director, su creador … y lejos de mostrarle odio, por lo que le está pasando, porque sabe que el dolor que está sintiendo es gracias a él, le sonríe, con una mirada llena de amor, de compasión … incluso de pena hacia su creador … Éste lleno de rabia, al no ver en los ojos de su juguete la ira que él esperaba ver y que tanto le divierte, levanta el vuelo, lo suficiente para acercarse al soldado, y con su negra zarpa afilada, remata al joven. La sangre cálida salpica los primeros asientos y mancha las blancas alas del director de rojo … plumas rojas y sangre blanca se esparcen por el escenario sin que nadie se dé cuenta …