lunes, 15 de junio de 2009

Para los futuros marido y mujer^^


Esta vez escribo para unos amigos míos; ella se llama Tania(aunque la llamamos Aura) y él Antonio, y son amigos míos desde hace un par de años... creo... la verdad es que no lo recuerdo...XD
Lo que sí recuerdo son los muchos buenos ratos que nos hemos pegado juntos los 4: Aura, Antonio, Sergio y yo jugando hasta que se nos cerraban los ojos... o intentando hacer una partida de rol, pero de tanto charlar terminábamos hablando en lugar de jugar...

Les hemos conocido dos casas, la verdad es que cuando paso aún cerca de la otra me entra añoranza recordando esas noches en el sofá con las gatas dando el coñazo... y Sergio y yo intentándonos hacer arrumacos, mientras la ja puta de Mina nos atacaba en cuanto nos veía movernos en la oscuridad de la noche... era como si una pantera en miniatura nos acechara en la noche... oye, que acojonaba...XD Y hemos pasado un salón del manga juntos...(el primero y último que ayudo a organizar stand!!!!!); lo pasamos genial... Y muchas veces me he escaqueao de clase o de entrenar para ir a verles...:P

Bueno, la cosa es que estos dos petardos a los que quiero un montón se casan el 24 de julio; aún no sé si los dioses me bendecirán poniéndome el examen físico de la guardia civil en septiembre... espero que sea así para poder asistir a la boda de estos dos bicharracos; deseo ver cómo empiezan su vida de casados, aunque seguro que les va tan bien como ahora, o incluso mejor. Se ve que están enamorados los dos hasta las pestañas... :3

Aura, Antonio, os deseo todo lo mejor que la vida pueda daros; ojalá el futuro os traiga niños preciosos y con tan buen corazón como vosotros, y que no los consintáis mucho... Espero poder ver todo eso junto a vosotros y ver crecer vuestra futura familia friky, aunque si no podemos estar juntos, por cosas del trabajo,(ya sabéis que el destino será el que decida dónde terminaremos Sergio y yo) sabéis que podéis contar con nosotros como hasta ahora^^ Sabed que donde estemos, cuando tengamos nuestra propia casa, tendréis una cama para que os quedéis.

viernes, 12 de junio de 2009

Quiero ser guardia civil!!!!!!!!!

FUUU!!!! esto ya empieza a rayarme... no hay nada de fechas de exámenes y se supone que el teórico es dentro de na!!!! T.T
Bueno, supongo que de aquí a pocos días saldrán las listas provisionales, y después las definitivas, con las que saldrán las fechas del primer examen: el temario(junto con inglés, psicos y ortografía). Espero que las físicas se retrasen hasta septiembre, me harían un favor, a pesar de que me tenga que llevar to el verano puteá, pero weno, mejor es eso a no aprobarlo ahora en julio...:S

Se me están haciendo unos meses muuuu largos........ con tanta espera y tanta incertidumbre.... me cago en la mar!!! con lo poco que les costaría decir las cosas de antemano para saber a qué atenernos! aunque.... lo bueno de esto es que mucha gente se desilusiona y se echa pa atrás, sin ir más lejos ayer una compañera decía que no iba a ir si quiera al examen... no es que no quiera que vaya, la animé para que lo hiciera, pero oye... una menos... Si vamos quitando gente así nos quedaremos menos personas para batallar por una plaza de las 2800...

Sólo espero que salga ALGO dentro de poco, porque a este paso nos va a dar un infarto a la mitad de los opositores...XDD

martes, 9 de junio de 2009

Para el negro d mierdd....argentino puuu...un beso!!!

Esta entrada es algo especial; normalmente escribo para todo el mundo, para el que kiera leer, a parte del post que escribi para Sergio y el otro para Txus; bueno, este va para otro amigo mio, pero que está muy lejos... él es una persona muy linda, aunque no se lo cree cuando se lo digo, y ojalá que algún día nos conozcamos de verdad... en persona... y pueda darle un abrazote bien lindo^^
Nos conocimos de una forma un tanto extraña, y hemos seguido hablando por msn y por mail... no sé si nuestra amistad perdurará, pero supongo que sí... aunque tenemos difícil vernos...
Y bueno... como sé que ha pasado por momentos duros, me gusta darle el cariño que puedo desde aki, aunque sea a 10 mil km de distancia... akí te mando todo mi cariño y un montón de besos!! Me alegro de haberte conocido, negro!! jejeje!!!!
Cuídate mucho eh?? que si no voy pa allá y te doy tras tras en el culo como me entere de que andas por ahí trabajando estando malito...

Mis jóvenes poesías 5


Y con este post se terminan las poesías, al menos las que tengo a mano... alguna más habrá por ahí perdida en alguna hoja suelta... en fin... Estas poesías son de cuando estaba en bachillerato, terminando el colegio, y cuando conocí a Sergio. Tan sólo hay escrito para él un poema, pero lo dicho, desde que me enamoré de él no he conseguido escribir nada decente... de hecho lo único que tengo escrito para él en forma de poema es de antes de empezar a salir, cuando estaba hecha un mar de dudas...jeje!!!
Bueno, espero que os hayan gustado al menos 2 o 3 de mis poesías... jeje!! que consten que a mí tampoco me gustan todas... tengo mis "hijas predilectas" que son las que en todo caso les he enseñado a la gente... Aquí tenéis las últimas:

XIII
Vestida de blancos tules
Sobre mi cabeza se posa,
No siempre que quiero,
Aunque cada día más hermosa.

A veces la llamo a gritos,
Mas acudir no quiere ella;
Estará diciendo al oído
A alguien un poema.

Niña caprichosa es
Que juguetea con mis ideas,
Las alborota y cuando quiere
Les pone orden en mi cabeza.

Pocas veces consigo
Dominarla como quisiera;
Mas muchas son las veces
Que con ella mi alma vuela.

XIV
Todo poeta tiene una musa,
La que le inspira
La que le ayuda.

Todo poeta tiene una amante;
A veces es la poesía
Esa amada errante.

Todo poeta tiene un maestro,
El que le enseña
El amor a los versos.

Yo tuve una musa, un amante, un maestro;
Los tres me dejaron,
Y aún a los tres quiero.
(Para Vero, Miguel y “la Sole“)

XV
Si tú quisieras,
Si yo quisiera,
Todo sería para los dos …

Si tú quisieras,
Si yo quisiera,
Sólo seríamos tú y yo …

Si tú quisieras,
Si yo quisiera,
Te enseñaría qué es el amor …

Si tú quisieras,
Si yo quisiera …
¿Quieres tú?¿Quiero yo?
(Para Sergio)

Mis jóvenes poesías 4


Ya queda esta entrega y otra más... en esta parte de mi vida aparece alguien que me hizo mucho daño... alguien en quien confié todas mis ilusiones y mi más puro e inocente corazón, pero supongo que no era él la persona adecuada... aún así no sé por qué no pude reflejar por escrito nunca el odio que le llegué a tener, tan sólo tengo escritas cosas bonitas de aquella época... digo yo que con llorar ya fue suficiente... De todas formas prefiero recordar la parte bonita, ya que fue mi primer amor, y dicen que nunca se olvida...



X
Me mandaron cuidarte
Y yo en la noche te cuido;
Me mandaron protegerte
Y yo de la gente te he protegido;
Y aunque nadie me mandó quererte,
Tú, niño mío, eres lo que más ha querido.

Si me dejas quererte
Yo por siempre te querré;
Si me dejas en mis alas llevarte,
A ver todas las estrellas te llevaré;
Y aunque tú decidas no amarme,
Yo de todas formas por siempre te amaré.
(Para Miguel)

XI
El perfil de las montañas
Parece dibujado con lápiz
A la luz de la diosa nocturna
Con su fulgor de brillante cáliz.

La fresca hierba recibe
La preciosa lluvia del rocío
Que cede el cielo siempre,
Sea invierno, sea estío.

El viento ruge poderoso,
Por entre las piedras se cuela,
Silbando, armando jaleo,
Como una colmena de abejas.

El joven arroyo
Se insinúa a la amada orilla,
La besa y con un susurro
Le recita una poesía.

Todas las flores duermen
Sin hacer ningún ruido,
No vayan a despertar
A los pájaros en sus nidos.


El grillo, guardián eterno,
Vigila todo en la oscuridad;
El adormece a todos
Cantando su nana sin cesar.

XII
Si miro en mi interior,
En mi origen te veré a ti
Porque antaño fuimos uno tú y yo.

Estuve vagando por el mundo
Pero hoy de nuevo me encontraste
Y por fin, mi niño, puedo volver a amarte.
(Para Miguel)

Mis jóvenes poesías 3


Bueno, la cosa va creciendo, y algunas de mis poesías van mejorando con la edad de la escritora... supongo que me vuelvo más pausada en la forma de escribir, menos trágica, algo más reflexiva... vamos, lo que viene a ser madurar... En fin... en cierta forma echo de menos algunas cosas de aquella época...
Aquí tenéis la tercera entrega de mis poemas^^


VII
Sus rayos naranjas, mechones dorados
Penachos rubios se ven frente a mí.
Su reflejo en el agua, paisaje doblado
Crea en las olas: formas sin fin.

VIII
Dicen que es más puro
El corazón que más roto está;
Supongo que el mío,
Que anda quebrado ya,
Cerca estará de la perfección.

IX
Una leyenda me contaron
De un joven feliz y presuntuoso
Que alardeaba de su corazón precioso.

Era inmaculado, sin mancha alguna
“mirad, mirad, limpio está.
Mi corazón está sin quebrar”.

En efecto tan puro era
Que no faltaba ningún pedazo
Y él lo mostraba orgulloso a su paso.

Pero un anciano torpe
Que pasaba por allí
Vio aquello y comenzó a reír.

El joven dijo molesto con la burla:
“¿De qué te ríes, viejo infeliz?
¿Debe ser acaso envidia de mí?”

“No, joven, no es por eso mi risa.
¿Acaso no ves que estás equivocado?
Tu corazón es el más feo con el que he topado.

Mira, en cambio el mío,
Roto, viejo y destrozado”
Y diciendo esto, el suyo le ha mostrado.

Era un corazón curtido
Con agujeros y cansado,
Y con heridas que aún no habían curado.

“¿Ves, joven? Este es más puro”
Aseguró firmemente el abuelo
Armando entre la gente mucho revuelo.

“Cada agujero que tiene
Es de un amor no correspondido,
Pero los amores que me han querido

También se ven en mi pecho,
Porque si alguien de veras me amó
Un trozo de su corazón arrancó

Y lo puso en el mío
Cambiándole a su vez yo
Un poco de mi humilde amor.

Por eso no es más puro el corazón
Que más inmaculado está
Porque eso significará

Que nunca a nadie ha querido
Y no hay cosa más bella
Que un amor o amistad sincera”.

El joven agachando la mirada
Derramó dos lágrimas por su rostro
Y cogió de su corazón un trozo

Cediéndoselo al anciano
Que al ver acto tan sincero
Lo aceptó lo colocó en su pecho.

No encajaba en el hueco
Pero no conforme con aquello
Cedió él también un trozo de su corazón al jovenzuelo.

El cogió el trozo
Y lo colocó en el agujero que había
Y aunque no coincidía con la herida

Se sentía mucho mejor;
Tenía un corazón más perfecto,
Pero no estaba satisfecho;

Iría a todas partes
Su alma cediendo
A cambio de amor sincero.

Mis jóvenes poesías 2


He aquí la segunda entrega de mis poesías:

IV
A los pies de tu cama estoy
Duerme tranquila, mi niña,
Que en vela estaré
Para que nadie pueda romper
Tu dulce sueño hasta el día.

No te preocupes, voy a impedir
Que puedan si quiera rozar
Los rayos de sol al amanecer
Tu suave y blanca piel
Y te vayan a despertar.

Mis alas serán tu manta,
Si es que de noche pasas frío,
Abanico si pasas calor;
Siempre estaré en tu corazón,
sólo tienes que soñar conmigo.
(Para Vero, mi niña)

V
Temo a la oscuridad
Que se haya en tu corazón
Envenenando la verdad
Y haciendo falsa la razón.

VI
Alza tus dulces ojillos
De brillante y gris cristal
Tenue a los rayos de la luna
Que reflejen su brillar.
No recuerdes tu pasado,
No vuelvas atrás tu mirar
Deja ir todo lo malo
Y fíjate en la verdad
Que tienes ahora presente:
En el camino que has de andar.
(Para Vero, nunca te olvidaré, ni lo que pasamos juntas)

Mis jóvenes poesías 1

Tengo unas cuantas poesías escritas desde hace muchísimos años(sí, ya sé que soy joven, pero estas poesías pueden tener ya sus 10 añitos entre mis cuadernos y hojas sueltas)
Las he escrito en una época de la vida complicada, que es la adolescencia, y supongo que son un reflejo de todo aquello que yo pensaba por aquellos entonces... por eso les tengo mucho cariño... son el fruto de mis amores hasta que ha llegado a mi vida Sergio, y ya no sé por qué no he podido volver a escribir nada decente... iré dejando poco a poco unas cuantas poesías hasta poner todas las que encuentre. Hay algunas que ya no me gustan, pero también salieron de mi cabeza, así que se merecen el mismo respeto que las que me salierono mejor, no? jeje!! Están puestas en orden, es decir, las primeras son las primeras que escribí... Disfrutadlas



I
Esta soledad me ahoga:
Cuando estoy entre pensamientos míos
Parece que una soga
me arrastre hasta el vacío.

Busco a alguien día a día
Que cure las heridas de hace tanto …
¿Por qué dura tanto mi agonía?
¿Por qué dura tanto mi llanto?

II
Mi muerte se acerca
No sé por qué lo presiento
Pero mi último pensamiento
Será su piel sonrosada mientras mi alma se eleva.

Después le veré a él
Con amargo semblante,
Mientras tímidamente
Dos lágrimas brotan de sus ojos color miel.

Con flores al cementerio irá
Llevando una foto mía entre sus manos
y, mirando los labios que antes hubo besado,
Arrodillado como un niño llorará.

Con los ojos del alma podré ver
Cómo sus lágrimas caen sobre mi foto inerte;
La abrazará esperando que el negro manto de la muerte
Envolviéndole vaya a él.

III
Hilo invisible te guía
Te hace amanecer
Nos das luz, calor y vida
Y después del duro esfuerzo del día
Te vas para más tarde volver.

Vuelves y vuelves todos los días
Para lo mismo hacer
Y con algo de melancolía
Cuando de nosotros te olvidas,
Deseamos que vuelvas a nacer.

lunes, 8 de junio de 2009

Amanecer

Siempre me ha gustado fantasear conque soy un hombre, a nivel literario. No sé, siempre me ha hecho gracia y ahora he querido utilizarlo para poder describir la belleza de una mujer desnuda dormida... Como siempre se deja ver mi lado romántico... no sé escribir de otra forma, lo siento! :P
El edredón y las mantas yacen en el suelo junto a nuestras ropas, mientras tu cuerpo desnudo duerme enredado entre las sábanas blancas … estás de lado y con tu blanca manita te aferras a la almohada, que ha sido testigo de todo nuestro amor esta noche … me siento a tu lado, pero tu no te enteras, tu gesto dice que esta noche ha sido agotadora; tienes carita de ángel … tus cabellos despeinados se derraman por ella y por tu espalda, por tus pechos … tus suaves pechos …
Por la ventana entreabierta se entrometen algunos rayitos de sol, los primeros que entran curiosos en nuestro lecho para verte sobre la cama, desnuda … pero me da igual, esta noche has sido mía, solo mía …
Recorro todo tu cuerpo con mi mirada … casi no me atrevo a tocarte, no vayas a desvanecerte … ¿serás un sueño? ¿Serás un ángel? Creo que sobre tu espalda puedo ver unas alas, y que tu cuerpo irradia luz … reluce … me estoy volviendo loco … desearía besarte otra vez, tenerte sobre mi de nuevo … pero no me atrevo a despertarte … me gusta verte así, dormidita, abrazada a la almohada, respirando despacio, relajada, soñando quizá …
Tu cuerpo se mueve, te pones boca arriba y arrugas la nariz, mientras abres despacio los ojos y me miras; sonríes … tus ojos miran a los míos y sonríes … Quiero decirte que te amo, que te quiero, que eres mi aire, mi luz, mi todo, y que no puedo vivir sin ti … pero el corazón es tan grande y la boca tan pequeña para decir esas cosas … las palabras se me agolpan en la garganta y no me dejan decir nada …
Veo cómo una lagrima se desliza por tu bello rostro de ángel, por tus sonrojadas mejillas, y me coges la mano con fuerza, pero no dejas de sonreír … con mi otra mano acaricio tu pelo, tu cara y seco esa lágrima antes de que llegue a posarse sobre la almohada … me acerco a ti despacio y te beso con ternura … no sé si seré yo pero … creo que el mundo ha dejado de girar ahora mismo … cuando separo mis labios de los tuyos, te digo por fin que te quiero, mirándote a los ojos y tu , rodeándome con tus brazos, sollozas …

Los ángeles también se enamoran

Akí otra entrega de mis relatos... éste lo he terminado hoy, después de 3 años de estar inacabado... siempre que lo leo me produce la misma pena que cuando lo escribí...
Los dos sentados en unos bancos blancos de una habitación blanca, entre gente vestida de sedas finas del mismo color, como en una lista de espera del médico, expectantes; aguardan su destino, destino que les será impuesto sin que nadie les pregunte. Por el rostro de porcelana de ella ruedan dos lágrimas; él las traga y maldice a su padre, al verdugo que dictará la sentencia de muerte para sus corazones. No quieren ni mirarse, saben que se desmoronarán cuando tengan que decirse el último adiós, así que jugueteando nerviosamente con los dedos miran al suelo, sin querer levantar la mirada si quiera. Se han prometido que se buscarán allá abajo, pero la Tierra es tan grande … Además se supone que no se ha de recordar nada de lo anterior… una vida nueva… una identidad nueva… Nuevos recuerdos suplantarán a los antiguos junto a nuevas dudas, nuevos amores…
¿Por qué la amo tanto? Debería quererla como a una hermana, como lo que somos todos, pero … la veo y siento que nunca he amado tanto a nadie … ni siquiera a Él … ¿Será esto un castigo por quererla más que al Padre? ¿Es esto una prueba que debemos pasar ante Él? Pero ¿no debería Él comprender que la quiero más que a nada, y que deseo pasar el resto de mi eternidad a su lado? Sin ella no sé qué haré, y sé que pase lo que pase la recordaré, aunque esté en cien cuerpos y vidas diferentes …
Le buscaré. No podré aguantar sin él … Allí donde esté prometo que le buscaré, porque el amor puede más que cualquier idioma, más que cualquier raza, y cuando le encuentre, le haré el hombre más feliz del mundo … cuánto le amo … Quisiera quedarme aquí a su lado … ¿Qué nos deparará el futuro a cada uno? No creo que sepa afrontarlo sin él … ¡Dios, Padre, no puedo! Durante los últimos meses he compartido cosas con él que sólo le había contado antes al Padre … No podré aguantar sin él …
Por su lado pasan ángeles, todos alegres por saber a dónde se les enviará. Sus túnicas de plata y oro relucen con la luz de los últimos rayos de sol, con los rojizos reflejos del astro moribundo.
Él la mira de reojo, y tiende su mano, para que ella la coja; ella la acaricia, mientras más y más lágrimas caen de su blanco rostro, mojando las manos unidas de los dos. Él, en un último intento de ser fuerte, le sonríe, pero su tímida sonrisa se ve bañada por lágrimas que no ha podido retener. Ambos se abrazan, sintiendo el calor del otro, como tantas otras veces …

Al caer el sol, se les convoca, a ambos por separado; son los últimos que quedan. Ninguno puede desvelar su destino al otro; sin embargo al salir de la sala, con tan sólo mirarse, ambos saben que estarán separados por muchos kilómetros, que no tendrán posibilidad de estar juntos allá abajo. Después de largo rato mirándose, se abrazan amargamente; durante horas quizá.
Dentro de dos días nos mandarán a cada uno a nuestro sitio. Mi amor, no he podido convencer al Padre de que quiero quedarme aquí; Él, que lo sabe todo, sabe lo que te amo, pero no ha cedido ante mis súplicas. Sólo nos queda una opción, si quieres estar conmigo, pero, no quiero obligarte a nada; yo estoy dispuesto a hacerlo.
Dime qué es, mi amor, y lo haré sin pensarlo si quiera.
Negarnos y marcharnos.
Un silencio sepulcral, seguido de un viento helado recorre la habitación en la que están ya solos y a la tenue luz de la luna que empieza a asomar.

A la noche siguiente, sin que nadie lo supiera, salieron. Fueron al lugar que el Padre utilizaba para enviar a todos a la Tierra. Era un barranco en el que no se veía el final; no se veían más que nubes esponjosas que tapaban lo que había más abajo, que era la Tierra. Hacía frío, o ellos al menos sentían frío; algo que hacía mucho que no sentían. Y miedo, un miedo les dominaba, paralizándoles. Era extraño, como si sintieran sus cuerpos con más intensidad, como si perdieran poco a poco ese halo dorado de luz dorada que les envuelve a todos y fueran capaces de sentir, oler, ver como sienten los humanos. Soplaba el viento, un viento fuerte que levantaba sus túnicas y jugueteaba con ellas; ese viento hablaba; decía cosas, palabras de riña, enfado, de queja, como si les reprendiera por lo que iban a hacer. Mientras, la Luna llena, les sonreía, orgullosa del amor de ambos.
Después de mirarse y besarse tiernamente, con rostros esperanzados, se cogieron de la mano fuertemente y saltaron juntos, con los brazos extendidos hacia los lados, como si se saltaran de cabeza a una piscina.

Cuando él despertó estaba cubierto de sangre; su cuerpo dolorido yacía bocabajo y se negaba a levantarse; sus ojos se negaban a abrirse, mientras él con todas sus fuerzas lo único que quería era abrir los ojos para ver a su amada, a quien tenía cogida fuertemente de la mano. Con gran esfuerzo logró abrir los ojos, y levantar la mirada; alzó la mano, que tenía cerrada, en torno a la de ella. Al mirarla, sólo vio un manojo de plumas ensangrentadas, que agarraba con tanta fuerza que tenía los nudillos blancos. El miedo recorrió su cuerpo, y se levantó para buscarla a ella, pero no estaba. Un charco de sangre y plumas le rodeaba en medio de la hierba aplastada teñida de rojo … sólo eso … Sintió un escalofrío y un gran dolor en el pecho … De repente recordó lo que había pasado … como en un sueño lejano recordó la caída desde el barranco … cómo el viento helado formaba un remolino, cómo les separaba a él y a su amada, mientras gritaban, intentando agarrar la mano del otro en un intento desesperado de aferrarse a lo que más querían en el mundo … Entonces fue consciente de lo sólo que estaba …

Dolor… sólo sentía dolor en todo su cuerpo… y los párpados eran como dos piezas de plomo de varias toneladas… sentía un sabor metálico en la boca, y algo cálido resbalaba por su boca y por su pecho… estaba bocabajo en algún lugar mojado y pringoso, y se había golpeado la cabeza, o eso creía recordar… comenzó a oír lo que le rodeaba… un bullicio enorme de coches, sirenas, gente caminando de aquí para allá era lo que podía distinguir… entreabrió los ojos y vio una farola medio rota en sus últimos estertores, en aquel callejón oscuro y pestilente de algún lugar desconocido… Al intentar incorporarse un rayo de dolor la atravesó desde los pies hasta la cabeza, haciéndola caer de nuevo cerrando los ojos, a la vez que a su mente venía una imagen de ella misma saltando desde un lugar muy alto… al lado de alguien… ¿al lado de quién? al lado de él… ¡al lado de él! Abrió los ojos rápido y alzó la cabeza dolorosamente buscándole… a su lado tan sólo había basura, y algún gato callejero detrás de unas ratas…

Y a la vez, en dos lugares muy distantes de la Tierra, al cielo se alzaron dos gritos desgarradores: el de un hombre y el de una mujer.