martes, 9 de junio de 2009

Mis jóvenes poesías 2


He aquí la segunda entrega de mis poesías:

IV
A los pies de tu cama estoy
Duerme tranquila, mi niña,
Que en vela estaré
Para que nadie pueda romper
Tu dulce sueño hasta el día.

No te preocupes, voy a impedir
Que puedan si quiera rozar
Los rayos de sol al amanecer
Tu suave y blanca piel
Y te vayan a despertar.

Mis alas serán tu manta,
Si es que de noche pasas frío,
Abanico si pasas calor;
Siempre estaré en tu corazón,
sólo tienes que soñar conmigo.
(Para Vero, mi niña)

V
Temo a la oscuridad
Que se haya en tu corazón
Envenenando la verdad
Y haciendo falsa la razón.

VI
Alza tus dulces ojillos
De brillante y gris cristal
Tenue a los rayos de la luna
Que reflejen su brillar.
No recuerdes tu pasado,
No vuelvas atrás tu mirar
Deja ir todo lo malo
Y fíjate en la verdad
Que tienes ahora presente:
En el camino que has de andar.
(Para Vero, nunca te olvidaré, ni lo que pasamos juntas)

No hay comentarios: